Andrés Giménez y A.N.I.M.A.L.

animal-13

Entre los músicos pesados argentinos, Andrés Giménez tiene la mejor colección de fotos con estrellas del heavy mundial. La última se la sacó en Perú, en los camarines del Estadio Nacional limeño, junto a Corey Taylor, voz de Slipknot. La imagen ya está entre la de un interminable listado de músicos con los que compartió cartel, en sus diferentes formaciones. “Tocamos con muchísimos artistas increíbles y en unos días voy a cumplir otro sueño, tocar con KISS –revela–. Con De La Tierra también tocamos con Ozzy, estaría buenísimo poder hacerlo con A.N.I.M.A.L.”.

A través de las giras por el país, Latinoamérica y España, y tras haber disuelto la banda hace diez años para encarar otros proyectos, el músico descubrió que el interés por el trío que fundara en 1992 junto a Marcelo Corvalán y Aníbal Alo no se había disipado: “Es increíble que se haya mantenido vivo a pesar de los años y sin sonar en ningún lado, sin discos nuevos. Se ve que pegamos muy fuerte, porque la gente no se olvidó de nosotros. Lo que hicimos sirvió para algo”.

Después de armar D-Mente y De La Tierra –grupo con el que va a editar su segundo disco el próximo mes–, el año pasado Giménez retomó su primer amor, la banda que aggiornó el sonido del metal argentino a mediados de los ‘90 con discos como El nuevo camino del hombre (ver aparte) y Poder latino. Ahora, con su última formación conocida, que incluye a Cristian “Titi” Lapolla en bajo y Marcelo Castro en batería, en un regreso que se cristalizó con un show en El Teatro Vorterix, y que pretende reafirmarse hoy a las 20 en El Teatro de Flores (Rivadavia 7806). Después de tanto viajar, este año A.N.I.M.A.L. editó el primer álbum en directo de su carrera –y el primero en más de una década–, el cd/dvd En Vivo en Red House, que incluye también cuatro estrenos grabados en estudio.

–¿Qué es Red House, y por qué grabaron ahí?

–Es un lugar que crearon Pappo y Jorge “Corcho” Rodríguez, donde nos juntamos una vez por semana casi todos los músicos de la Argentina a zapar. Vienen distintas generaciones: Claudio Marciello, Chizzo, Andrés Ciro, Horcas, Manal, JAF, Las Pastillas del Abuelo… Se arman formaciones locas para tocar rocanrol. Para el dvd quería hacer lo contrario de lo que se ve habitualmente, no mostrar un estadio con su parafernalia, sino algo intimista, que vinieran 80 ganadores de un concurso y estuvieran al lado nuestro. Además, que el sonido se pudiera plasmar realmente en vivo, no pinchando distintas tomas, sacando y poniendo cosas. Al grabar en un lugar grande eso se puede hacer, porque la gente está lejos y los equipos se pueden aislar con acrílico, entonces si algo salió mal, se arregla. En este caso, el lugar es tan chico que los micrófonos toman a gente e instrumentos. Nos importaba más el momento que la ejecución y la perfección. Después, los cuatro temas nuevos son una especie de adelanto de lo que se va a escuchar el año próximo, cuando salga el disco.

–Usted dijo que las nuevas condiciones técnicas facilitaron la grabación de video. ¿Eso también repercute en la música?

–Todo cambió mucho, hay que ir surfeando la ola. Hay muchísimas posibilidades de hacer cosas con presupuestos altos o bajos, y depende de uno qué calidad quiere entregar. En los ‘90 no había posibilidades como las de hoy, que hasta con un celular se puede hacer un videoclip. La tecnología ayuda mucho, pero no hay abusar, porque se puede perder la noción de lo que es hacer música. Nos facilitó mucho la parte visual, más que la sonora, porque terminamos grabando como hicimos siempre, con un estudio móvil. Hoy, con ocho cámaras hd, una buena edición y posproducción, el material queda óptimo.

–A lo largo de su carrera sostuvo un discurso indigenista y atiende cuestiones sociales. ¿Puede entender al rock por fuera de lo contestatario?

–No lo sé. Sí puedo decir que A.N.I.M.A.L. es una banda contestataria, que habla de lo que pasa en el mundo. No hay que dejarse vencer por nada y seguir con los sueños de la vida bien altos. Se puede escribir algo totalmente real y revolucionario sin tener que herir al otro, diciéndole: “Despabilá, hacé las cosas como corresponde”. Se puede hacer sin ir al choque. El metal en general tiene mucho de eso.

FUENTE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s